lunes, 24 de julio de 2017

Delicada

Ser delicada, femenina. Nunca he sabido muy bien como ser eso. Soy ruda, un poco antipática y mal hablada, me gusta el negro y a veces me visto como un vagabundo. Cuando era pequeña me decían que las niñas son finas, bonitas y delicadas, siempre quise ser así.  Sin embargo cuando crecí un poco, leí historias de chicas fuertes, decididas, malhabladas y que luchan contra el mundo.
Ahora soy ni lo uno ni lo otro, soy algo que no quiero ser, me quede estancada. En el trabajo y frente a la gente mayor tienes que ser una señorita, con mi abuela al menos si, y nadie le lleva la contraria a mi abuela. Pero si eres delicada te llaman princesa o pija, te piden que te aceptes a ti misma pero te exigen que seas ruda, una badass, la que va contra el mundo. ¿Y que pasa si no quieres?  A lo mejor solo te gusta leer fanfics de amor, ver anime sobre chicas mágicas y vestirte de rosa. 
Supongo que hagas lo que hagas serás criticada, hoy todos se ofenden por todo, sigas su ideología o no. 
Siempre puedes vestir de rosa, hablar bonito, leer historias románticas y luego soltar palabrotas en medio de una partida del lol y vestir unas New Rocks, pero te mirarán raro y lo más doloroso es que serán esas mismas chicas que te exigen ser tal y como eres y no seguir estereotipos, las que te criticarán en vez de apoyar tu idiosincrasia. 

miércoles, 21 de junio de 2017

Días en Barcelona + Construmat

Este año mi clase de Diseño de Interiores ha quedado en ir a la feria de materiales y construcción llamada Construmat, que se celebra en Barcelona. La verdad es que estaba bastante emocionada porque nunca he estado en la península.